Menú Cerrar

Paso insignia de la cofradía. En madera dorada con unos característicos espejillos, Gregorio de la Portilla, Tomás de la Sierra y Francisco Fernández, año 1729, con un coste de 350 reales y fue Francisco Fernández, vecino de esta ciudad de Palencia, quien realizo los trabajos de estofado y dorado, costando a la cofradía 550 reales de vellón.
Este “Paso Relicario”, fue concebido para procesionar el día del Corpus Christi, Jueves Santo y Domingo de Pascua de Resurrección.
En el año 1992 es restaurado por las Rvdas. Madres Clarisas de Clausura, del convento de Santa Clara de esta ciudad de Palencia. La Santa Vera Cruz, es un relicario de 1,20 metros de alto por 0,60 metros de ancho, va sobre una peana tallada en madera y dorada del siglo XVIII, flaqueada por cuatro ángeles que portan los símbolos de la pasión, obra de Tomas de la Sierra 1729, ha sido restaurada en el año 1997, por Cayo De Juan Álvarez y Ángel Simón Amor.

 A la vez el conjunto procesiona sobre un trono, de espectaculares dimensiones, de cuero repujado estilo “cordobán”, con cuatro impresionantes ángeles en sus esquinas, que portan los símbolos de la Eucaristía y de la Cofradía, así mismo a los laterales van una escultura de la “Piedad” y una “Dolorosa”, su adorno floral le da un destacado colorido rojo al llevar claveles, rosas y anturium, siendo portada a hombros por 66 hermanos, en la procesión de la “Oración del Huerto”, el Jueves Santo.Según la tradición posee un trozo de la Cruz de Cristo, concretamente en un espejillo azogado mas oscuro, pero a pesar de las reiteradas investigaciones no se ha podido constatar.
Y en el año 2004, fue nuevamente restaurada, por el convenio de colaboración firmado por la Junta de Castilla y León y la Junta Pro Semana Santa por la restauradora Dña. Francisca Romero Abajo.
En el año 2002 se concede a la Cofradía de la Vera Cruz y por la Santa Sede, bajo el Pontificado de su S.S. Juan Pablo II, el “Lignum Crucis”, con su correspondiente certificado de autenticidad, otorgado por el “Officium de Liturgicis Celebrationibus Sumi Pontificis” y firmado por el Excmo. Monseñor Dn. Petrus Marini, “Episcopus Tit. Marturanensis, Celebrationum Liturgicarum Ponticalium Magister“.
Mencionada reliquia se adosó a la Santa Vera Cruz, en la intersión de sus brazos, procesionando por primera vez el 28 de Marzo de 2002, Jueves Santo, estando expuesto a partir de esa fecha en mencionada Insignia en nuestra capilla de la Iglesia Conventual de San Pablo.