Menú Cerrar

El triunfo final de la vida sobre la muerte

La iglesia conventual de San Pablo acoge el tradicional Rompimiento del Velo tras el Encuentro de la Virgen María con Cristo resucitado. Organizado por la cofradía de la Santa Vera Cruz, se realizó bajo estrictos controles sanitarios

Bajo palio y custodiado por un reducidísimo grupo de hermanos de la cofradía de la Santa Vera Cruz, llegaba el Santísimo hasta el altar de la iglesia conventual de San Pablo, lugar elegido para poner el broche a la Semana Santa de 2021 con el tradicional Rompimiento del Velo para celebrar la Resurrección de Cristo y del triunfo final de la vida sobre la muerte.

En el altar esperaba la talla de la Virgen María cubierta por un velo negro del que se desprendió con la ayuda de los cofrades tras el Encuentro con el Hijo resucitado, mientras en el interior del templo sonaban tres toques de tararú, una de las señas de identidad de la Semana Santa palentina.

Una vez desprendida del luto, Nuestra Señora fue coronada mientras de fondo sonaba el Aleluya, de Häendel, magníficamente interpretado en directo por la Capilla Musical San Pablo: los dos organistas de la iglesia -Jorge Colino y Susana Calvo-, la soprano Sonia Santoyo, el tenor Javier Miñarro y el bajo Fernando Bonrostro, encargados del acompañamiento musical durante toda la misa de Pascua con piezas como Kyrie, Gloria, Santo o Cordero de Dios.

El Rompimiento del Velo se celebró en un San Pablo con aforo reducido y bajo estrictos protocolos sanitarios para intentar frenar los contagios por coronavirus. Así, solo unos pocos afortunados tuvieron la suerte de seguir el evento en vivo, el resto de palentinos tuvo que conformarse con la retransmisión online en el canal en YouTube de la Hermandad de Cofradías Penitenciales de Palencia, donde pudo seguirse en directo.

«Nos adaptamos a las condiciones que nos impone la vida con ilusión y esperanza, mirando hacia adelante; es el futuro el que debemos afrontar como personas y cofrades», destacó su hermano mayor, Agustín Ramos, quien señaló que en esta atípica Semana Santa «lo importante es que los cofrades tengamos un punto de unión».

El programa de actos para el Domingo de Resurrección incluía también misas de Pascua en la catedral -retransmitida por YouTube-, la capilla del Santo Sepulcro, la capilla de La Soledad y la iglesia penitencial de San Agustín, esta última a cargo de la hermandad Franciscana Virgen de La Piedad. Todas ellas con aforo reducido.

Deja una respuesta